Comunidades y redes sociales

Alguna vez pensamos que la opción más inteligente era migrar de los blogs – esos espacios digitales para la comunicación, la memoria y los puntos de vista-, hacia las redes sociales. Creímos que publicar algo en un blog era limitar el alcance de esa publicación y que hacerlo en una red social era compartirlo realmente con un universo más grande, que de alguna manera podríamos llegar a más personas, tanto a nuestros amigos como a los amigos de nuestros amigos e incluso a personas desconocidas que compartían nuestros mismos intereses. Estuvimos seguros de que publicar un texto era el inicio de una conversación aunque no hubiera respuestas ni diálogo.

Y gradualmente avanzamos hacia un mundo de “seguidores” y de “likes” donde los números fueron más importantes que las ideas, donde las verdaderas charlas dieron paso a mantenerse al tanto de la vida de los demás en espacios curados para mostrar solamente algunas facetas de la realidad. Dejamos de ser comunidades para convertirnos en redes y esas redes potenciaron a través de algoritmos y de dinero lo que debíamos ver y lo que debíamos conocer.

¿Cómo regresamos a esas iniciales pláticas genuinas?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .